menú

viernes, 14 de noviembre de 2008

Psoriasis, alteración de la piel.

Fuente: www.vivirmejor.es

La gran mayoría desconoce la enfermedad de psoriasis y, por supuesto, los tratamientos más adecuados. Una enfermedad crónica de la piel que tiene un fuerte impacto en la calidad de vida del paciente porque sus síntomas se caracterizan por la presencia de zonas inflamadas, de color rojizo, que suelen cubrirse de escamas platinadas, en el cuero cabelludo, los codos, las rodillas y la parte inferior de la espalda. Esto tanto trastorna la vida de los afectados que más de la mitad de ellos evita hacer deporte o actividades físicas para no mostrarse en público.

La psoriasis se caracteriza por..

La psoriasis es una enfermedad de la piel, crónica, caracterizada por la aparición de zonas de inflamación de color rojizo que se cubren de una especie de escamas plateadas, brillantes, que surgen sobre todo en los codos, rodillas, cuero cabelludo y parte inferior de la espalda. Evoluciona en brotes, con épocas de agudización que alternan con otras de menor actividad. No se trata de una enfermedad infecciosa ni contagiosa, tampoco es una enfermedad fatal ni por lo general trae graves consecuencias, aunque en los casos más severos puede tener un impacto social importante.

Esta enfermedad afecta aproximadamente a 8 de cada 100 personas y puede aparecer a cualquier edad, aunque lo normal es que se manifieste entre los 15 y los 35 años. Sus brotes pueden ser bruscos o graduales. En ocasiones alcanza una gran extensión y afecta también a uñas, genitales y otras zonas del cuerpo, lo que puede llegar a tener una seria repercusión en la personalidad del afectado.

Perfil concreto del paciente de psoriasis

Un reciente estudio define el perfil del afectado de psoriasis: 47 años, con la cuarta parte de la piel afectada, con antecedentes familiares y que hace unos 20 años que padece la enfermedad.
Esta patología, la psoriasis, afecta tanto la calidad de vida que para eliminarla, según el estudio, el 66% daría un tercio de su sueldo y casi un 40% daría un mes de su vida. El doctor Manuel Cruces, jefe del servicio de dermatología del Complejo Hospitalario de Pontevedra, explica que "el sistema inmunológico juega un papel fundamental en el desarrollo de la enfermedad pero la genética tiene más que ver con la aparición". Aún así, este doctor admite que inciden muchos factores.

¿Cuál es su causa?

La causa de la psoriasis es desconocida. Se presupone que se debe a varios factores. En su aparición influyen factores genéticos:
Marcada agregación familiar
Concordancia en gemelos
Asociación a determinados HLA: más frecuente el Cw6, en pacientes con HLA B27 el inicio es más precoz y la evolución más grave

Principales tipos

La más común es la llamada psoriasis discoide o psoriasis en placas, que afecta al tronco, codos, rodillas, cuero cabelludo o genitales, y que también puede sufrirse en las uñas, que aparecen engrosadas, deformes. La psoriasis en gota suele presentarse en niños, en forma de pequeñas gotas de piel enrojecida y engrosada. Menos frecuente es la psoriasis pustulosa, caracterizada por la aparición de pequeñas pústulas, como ampollitas con pus, que aparecen por todo el cuerpo o en las palmas de las manos o en las plantas de los pies.

En ocasiones, la psoriasis puede llegar a extenderse al 70% de la piel, condición que se denomina eritrodermia psoriásica -la forma más severa de enfermedad- y puede llegar a producir trastornos de la regulación de la temperatura corporal y de los líquidos, lo que puede obligar al ingreso hospitalario. No obstante, las lesiones suelen ser poco molestas, si bien puede haber cierto prurito, picazón y ganas de rascarse.En ocasiones, la psoriasis no se limita a la piel y puede acompañarse de inflamación en articulaciones, sobre todo a las pequeñas articulaciones de manos y pies. A ésta se le denomina artritis psoriásica.

Diagnóstico

El diagnóstico de la afección no suele ser difícil porque las placas son reconocibles con una inspección ocular, lo que no impide que en algunas ocasiones sea más complejo y haya que recurrir a la biopsia. Aún así, es importante que el diagnóstico de la psoriasis lo realice un médico o dermatólogo. Una vez establecido el correcto diagnóstico sólo éste puede prescribir el tratamiento que considere más adecuado según las características de su psoriasis y del paciente. Los fármacos se venden con receta médica y hay que seguir al pie de la letra las instrucciones del médico o dermatólogo, especialmente en las dosis y duración del tratamiento. Jamás practique la automedicación, ya que puede suponer un serio riesgo para su salud. Tampoco use o de para usar un medicamento prescrito para otras alteraciones de la piel, ya que le puede ser perjudicial.

El estrés favorece la aparición de la psoriasis

El doctor Vicens García-Patos, jefe del servicio de dermatología del Hospital Valle de Hebrón de Barcelona, asegura que hoy en día la psoriasis se diagnostica de forma precoz. Aún así, los pacientes con pequeños estigmas no suelen acudir al médico por esta problemática y, por tanto, no se detecta el problema. Aún así, la psoriasis suele surgir cuando "se sufre estrés o alguna infección". De hecho, el doctor García-Patos remarca que el estrés e infecciones junto con una base genética suele provocar el primer brote de psoriasis. La doctora Amparo Pérez, dermatóloga del Consorcio Hospital General Universitario de Valencia, confirma también estos datos.

Psoriasis y artritis

Dos de cada diez pacientes de psoriasis desarrolla artritis. Es decir, el 20% de los afectados por psoriasis también padecen artritis. Cuando se da de forma moderada el diagnóstico se vuelve complicado e incluso puede llegar a confundirse con la artritis reumatoide. El doctor José Vicente Moreno Muelas, vicepresidente primero de la Sociedad Española de Reumatología, admite que el diagnóstico de la artritits psoriásica es complicado y puede que a algún médico de familia se le escape. Además, añade que en uno de cada siete datos la psoriasis debuta después de la artritis.
En la psoriasis no sólo se afecta la articulación sino también los "tejidos blandos" y se puede dar la dactilitis, es decir, una inflamación del dedo. Además, la artritis reumatoide afecta a más de cuatro articulaciones, es bastante agresiva y hay nódulos. La artritis psoriásica afecta a menos de cuatro articulacione, y puede afectar a al espalda, entre otros síntomas. Aún así, se pueden dar varias formas de artritis psoriásica.
El tratamiento se basa en antiinflamatorios pero si estos no funcionan entonces se recetan fármacos modificadores de la evolución. Cuando con éstos tampoco basta se plantean los fármacos de terapia biológica.

Tratamiento

Para intentar controlar la enfermedad, hay una serie de medidas generales, como una dieta equilibrada, el reposo adecuado, el ejercicio regular y el uso de jabones y champús que contengan alquitrán o ácido salicílico, que pueden ayudar a controlar los brotes.
Para evitar las recaídas y exacerbaciones es conveniente controlar el estrés -la meditación y el yoga han dado buenos resultados-, reducir la exposición solar excesiva, utilizar el baño de manera breve, evitar el rascado y también el roce de la ropa o frenar el consumo excesivo de alcohol.








No hay comentarios :