menú

miércoles, 25 de noviembre de 2009

¿Cómo se calcula el factor de protección solar ?

Que en los últimos años es imprescindible usar productos cosméticos con factor de protección todo el año, y que para los días tanto de playa como de montaña debemos usar un factor de protección alto, es algo que ya todos sabemos. La duda nos surge nos ponemos delate del lineal para saber “que numerito” es el adecuado para nosotros, y que es lo que mide el factor de protección.




El método para calcular el Factor de Protección Solar (FPS) se basa en una metodología in vivo mediante el empleo de voluntarios humanos. Para ello se les aplica una dosis de 2 mg de producto cosméticos por cm2, y se irradia con una fuente de radiación UV similar a la de la luz solar natural. Es FPS es un cálculo en el cual se mide el eritema que se produce con la piel protegida con el producto solar en relación con el eritema con la piel sin protección, es decir, la resistencia de la piel sin quemarse al aplicar 2mg/cm2 de producto.


Habitualmente muchos usuarios se aplican menos cantidad de protector solar, alrededor de 0,5 mg/cm2 lo que supone un descenso del FPS de aproximadamente dos tercios. Con lo cual es importantísimo, junto con la reaplicación cada 1-2 horas, la cantidad de producto que nos aplicamos para que el factor sea el que nos indica el envase. Tener en cuenta que muchas veces nos dura el protector solar todo el verano, y realmente son productos que para que su aplicación fuese la correcta, nos deberían durar para todo el cuerpo 5 ó 6 aplicaciones.


El índice ultravioleta (IUV) solar mundial, que va de bajo (verde) a extremo (morado)



Medidas protectoras

La OMS recomienda las siguientes medidas para protegerse de la exposición excesiva a las radiaciones ultravioleta.

1. Limitar el tiempo que se pasa bajo el sol de mediodía.
2. Preferir la sombra.
3. Usar prendas protectoras, como un sombrero de ala ancha para proteger los ojos, el rostro y el cuello.
4. Usar gafas de sol cerradas a los lados que den una protección de 99% a 100% contra las radiaciones ultravioleta A y B.
5. En las zonas de la piel que no estén cubiertas por la ropa, untar abundantemente y renovar con frecuencia un filtro solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) de 30+. La mejor protección se logra resguardándose a la sombra y vistiendo ropa protectora en vez de aplicar filtros solares. Estos no deben usarse con la idea de prolongar el tiempo que se pasa al sol, y las personas que se untan filtro solar para broncearse deben ser conscientes de la necesidad de limitar el tiempo que se exponen al sol.
6. Proteger a los bebés y los niños pequeños: siempre se debe mantener a los niños a la sombra.

7. Estimular a los niños para que tomen las precauciones sencillas descritas anteriormente evitará lesiones a corto y a largo plazo sin impedir que disfruten el tiempo que pasan a la intemperie. Los mayores deben procurar que los niños estén debidamente protegidos.


No hay comentarios :