menú

lunes, 7 de noviembre de 2011

El "running"... ese invento de locos que me ayuda a ser feliz




-Cuando corres escuchando música en tu iPod te sientes dentro de un anuncio de Nike.

-Una vez pasados los primeros diez minutos alcanzas un estado zen. Esto es imposible de lograr con cualquier otra actividad.

-Correr te convierte en una máquina de generar endorfinas. Corres media hora y salpicas a la gente con tu felicidad.

-Una de las mejores sensaciones que he tenido ha sido cruzar la Meta de la Maratón de Madrid en el año 2008. Iba casi de los últimos y lleno de calambres, pero la gente nos animaba camino del Retiro como si fuesemos los primeros.

-Si comes puedes comer más y mejor. El running alcanza su sentido cuando se remata con una buena "pitanza".

-Personas que me gustan mucho corren. Mis amigos corren, mi familia corre...

-Correr es otra forma (trotona, ligera) de conocer una ciudad. Gijón en primavera es una delicia. El paseo de San Lorenzo se llena de un arco iris en forma de runners.

-Correr es el mejor maquillaje. Las firmas de cosmética invierten años y dólares en fabricar coloretes que simulen el color que te dejan 20 minutos de carrera. Aunque la cosmética y el running no son excluyentes. Muchas chicas corren con máscara de pestañas y gloss. Faltaría más.

-Correr ayuda. Participar en carreras como la de la Mujer, permite recaudar fondos para el cáncer. Iniciativas como la de Buckler 0,0 (www.tesientabien.com) celebran el triunfo de la voluntad.

-Correr es deporte de tiempos de crisis.

-La Maratón de Madrid es la Semana Santa de La Castellana. Hay que verlo para creerlo. Además, es pura poesía: algo bellísimo que no sirve para nada. O sí, para muchos.

Galería de fotos Facebook.

De unas  buenas amigas  Elena Acafeole  (está prácticamente reescrito porque son las mismas sensaciones) y  Estela García  que hace unos meses me regaló el libro de Murakami "De que hablo cuando corro". Much@s l@s compartiréis también.

Del blog: chicaslistas.lacoctelera.net (ella escribió la versión original)

3 comentarios :

Estela Garcia dijo...

Puedes añadir que es contagioso, altamente contagioso! Tanto que yo estoy empezando...

Kike Rogado dijo...

Pues a no mucho tardar te queremos ver un día, con las "zapas", por Gijón dándote un vuelta con todos nosotr@s ;)...

Estela Garcia dijo...

No sé si me atreveré... que me lleváis mucha ventaja! ;o)