menú

lunes, 24 de febrero de 2014

Conservantes en productos cosméticos... ¿Sí o no?


Reproducimos la carta que Juan Lemmel, Presidente de la SEQC ,envía a sus lectores en la revista de Enero-Febrero 2014:




El tiempo transcurre sin pausa y con los años vamos viendo en nuestra sociedad nuevos rostros, nuevos productos, nuevos contactos, nuevas firmas, nuevos retos, nuevas ideas... en definitiva, muchas novedades que se van sumando a la gran familia de lo que es nuestro mundo cosmético.

Además de ir incrementando las diferentes argumentaciones, vamos manteniendo y conservando los socios, los productos, los orígenes... temas de vital importancia en nuestra Sociedad.
Del mismo modo y debido a la problemática actual  en la que nos encontramos, es importante tratar el tema de la conservación de todos los productos cosméticos, tema últimamente tratado de manera dispar por diferentes empresas y organizaciones para el cuidado personal, en la limitación o prohibición de muchos ingredientes bien conocidos y bien documentados que se han utilizado con total seguridad durante muchos años. 

"El tema de la conservación en el cuidado personal se está acentuando mucho y está muy presente tanto en las empresas de fabricantes de productos cosméticos, formuladores y consumidores de productos. Es un tema de vital importancia. Muchos entienden que los conservantes son seguros cuando se utilizan a las concentraciones recomendadas por las autoridades reguladoras, otros creen que todos los productos conservantes son perjudiciales, sobre todo, para los consumidores de productos finales y buscan altenativas a los conservantes tradicionales. Los consumidores generalmente prefieren, sobre todo, que sus productos de cuidado personal tenga la menosr cantidad necesaria de ingredientes y que estos sean los más naturales posibles. Sin embargo, es importante tener en cuenta que hay muchas consecuencias negativas por no conservar adecuadamente un producto.

Aunque la mayoría de los fabricantes de productos terminados para el cuidado personal se limitan a entender la importancia de la conservación, muchos están tratando de mantener a sus clientes y están empezando a moverse en una dirección inferior de conservación o incluso sin utilizar los sistemas conservantes.

Además de seguir las percepciones del consumidor, las empresas están en realidad  acelerando la tendencia al competir entre sí con afirmaciones como "sin conservantes" y existe el peligro de que este tipo de reclamos desde el punto de vista de marketing pueda dar lugar a productos erróneamente conservados, con el consecuente efecto negativo para la salud"








Tienda On-Line        Facebook          Tumblr            Twitter

No hay comentarios :