menú

lunes, 25 de mayo de 2015

Piel seca, áspera y descamada. Xerosis

La hidratación cutánea es el parámetro más importante en la salud de la piel. La células epidérmicas, unidas a los lípidos, aminoácidos, glándulas sebáceas, sudor y agua forman una emulsión rica en agua y otros nutrientes llamada manto hidrolipídico que protege a la piel y actúa de barrera.

La xerosis se produce por una pérdida de ésta protección, que lleva una disminución del agua contenida en el estrato córneo. Por este motivo se origina una descamación anormal, que da lugar a una piel seca, áspera mate y con aspecto agrietado. Es un problema que puede aparecer a toda las edades, y los síntomas fundamentales son sensación de tirantez, pérdida de flexibilidad y a menudo picor y escozor.


Existen diferentes factores que pueden provocar que la piel se vuelva extremadamente seca y áspera:


- La predisposición genética.

- Exposición al sol frecuente y de manera prolongada.

- Clima frío, viento.
- Aire acondicionado y calefacción.
- Cambios hormonales.

Los tratamientos específicos para pieles secas, con ingredientes emolientes, como la urea, rellenan los huecos que se producen entre los corneocitos que se descaman cuando la piel está seca, regenerando la piel, y dándole un tacto suave.

Hidratante y Antienvejecimiento Piel Seca 50 ml Eva Rogado



Tienda On-Line        Facebook          Tumblr            Twitter

No hay comentarios :