menú

miércoles, 9 de septiembre de 2015

[Diario de un emprendedor] Capítulo 2: Está comunicando...

[Diario de un emprendedor] 

Capítulo 2: Está comunicando...

Corría la primavera del 2007... por aquel entonces nuestras tardes consistían en buscar algo de "negocio" en las páginas amarillas o a "navegar" por internet sin saber que rumbo tomar. Básicamente nos dedicábamos a concertar visitas con perfumerías, farmacias o centros de estética, aunque la mayoría de las veces bajábamos a la cafetería de enfrente a charlar, porque no teníamos mucha "faena", o simplemente nos daba vergüenza llamar a determinados sitios porque pensábamos que iba a ser imposible que comercializasen Eva Rogado. (malditos complejos de inferioridad)



ER en el año 2006

Teníamos una oficina en el centro de Gijón. En la calle Santa Lucía, que se encuentra en la "zona de los vinos". Eva había escogido esta céntrica ubicación porque su idea era que la gente nos fuese a comprar allí y tener un sitio en el que poder dar charlas sobre cosmética. También haríamos los análisis de la piel en este local.




Los primeros meses la cosa funcionó bastante bien. Recuerdo que muchos conocidos y amigos nos venían a comprar allí las cremas y la afluencia de gente a la "ofi" era buena, pero poco a poco ese efecto "boom" del comienzo se estaba diluyendo y nuestra facturación empezaba a bajar...

Como os comenté no teníamos muchos puntos de venta por aquel entonces... dos parafarmacias en Ávilés, una farmacia en Gijón, una perfumería en Colunga, otra parafarmacia en Llanes y tres perfumerías en Oviedo.

Para nosotros estas perfumerías en Oviedo, (sin desmerecer a los demás), eran como un "gran tesoro". Eran las perfumerías Kombi. Nos habían dado la oportunidad de vender nuestras cremas en sus tiendas de Fray Ceferino, General Elorza y Comandante Vallespín. (Igual me falla la memoria, pero creo que eran esas 3). El sistema era sencillo, Nosotros colocábamos las cremas en los lineales y las que se fuesen vendiendo las íbamos cobrando y reponiendo. No tenía mucho riesgo para sus dueños y nosotros estábamos felices de la vida.




Crema Hidratante, Relajante y Antiestrés ER 
Año 2007



El tiempo fue pasando y por supuesto... queríamos más. Si en 3 Kombis se vendía bien, ¿por qué no en alguno más...?
Disponían de 11 perfumerías repartidas por Oviedo y Lugones. Así que empezamos a "maquinar" como poder implantarnos en alguna más. 

Después de darle muchas vueltas decidimos que 4 tiendas más sería lo ideal (En total 7). Estábamos entusiasmados con la idea, pero a la vez súper nerviosos e intranquilos. ¿Y sino les parecía bien? ¿Y si nos dicen que no? Buff esta idea nos atormentaba... Nuestro crecimiento dependía en gran medida de esta decisión. 



Nos armamos de valor y decidimos llamar a Víctor. Él junto a Sebastian eran los propietarios de este negocio por aquel entonces. Nosotros tratábamos más con Víctor.

La primera decisión a adoptar (pensaréis, vaya pijada... pero no. Teníamos dudas y temores en todo) era si lo llamábamos al móvil o al fijo y la segunda quien de los dos lo hacía. Estábamos "acojonaditos" de miedo.
La decisión de llamar al fijo la decidimos relativamente en poco tiempo ;-). Echamos a suertes con una moneda quien llamaba y le tocó a Eva. 

La idea era concertar una visita y contarle nuestro plan. La cara de mi hermana era un poema. Las primeras tres veces que llamó a su oficina recuerdo que comunicaba... Eva volvía con una cara de alivio... y en vez de insistir lo íbamos dejando para otro momento, incluso para el día siguiente. ¡¡Estábamos felices de que el teléfono comunicase!!.

(Estábamos jugándonos nuestro patrimonio, nuestros sueños y resulta que el miedo al rechazo era mayor al de progresar...)

Hasta que llegó el momento en que conseguimos hablar con Víctor. Nos dio su número de teléfono móvil (ya lo teníamos) y nos dijo que un día que estuviésemos por Oviedo le llamásemos para tomar un café. Así lo hicimos. Cuando le comentamos nuestra idea de ampliar a 7 tiendas nos dijo... y ya puestos... por qué no en las 11!!!

Íbamos a poder vender nuestros productos en casi todos los barrios de Oviedo con lo que eso significaba. Imaginaros las caras de alegría contenida cuando nos despedíamos de Víctor y ya menos contenida cuando volvíamos en coche camino de Gijón ;-.) ¡¡En el coche cantando a grito pelao hemos pasado alguno de nuestros mejores momentos!!

De golpe y plumazo habíamos vencido el miedo al rechazo y habíamos duplicado nuestros puntos de venta. Fue una lección que nunca olvidaremos. Aquellos miedos no servían para mucho ;-)





Tienda On-Line        Facebook          Tumblr            Twitter

No hay comentarios :