menú

martes, 6 de octubre de 2015

[Diario de un emprendedor] Capítulo 6: La carpeta rosa (parte final)

 [Diario de un emprendedor]

Capítulo 6: La carpeta rosa (parte final)


Sonó esa voz... y nos dirigimos a la sala de reuniones. Unas estancias que están en la plana -1 y que son como boxes, sin ningún tipo de decoración, en las que sólo hay una mesa y un número de sillas en función de que la visita vaya a ser más grande o de menor tamaño. Te sientas y sabes que tienes muy poco tiempo para vender tu producto, tu idea y que tienes que llevar las cosas muy claras...

Ésta vez íbamos a ser 4. Eduardo, otro trabajador de ECI, Eva y yo...
Llevaba la carpeta rosa debajo de unos recortes de prensa. Hacía mucho calor, excesivo para mi gusto.
Eduardo se presentó. Muy educado, no estaba serio, al contrario... destilaba un aire paternal que nos tranquilizó.
Nos preguntó que quiénes eramos, que de dónde habíamos salido, y nos afirmó que estábamos un poco locos por sacar al mercado una línea de cosméticos... (tenía razón).
Muy pronto la conversación estaba fluyendo de forma agradable... Sin bajar la guardia (he estado en alguna reunión que parece que todo va bien y al final te llevas unas calabazas) nos dijo que le enseñásemos todos lo productos y el perfume "Esencia de Gijón". A primera vista les gustó. Los "estudiaron" y colocaron en la mesa como si estuviesen imaginando un lineal de la perfumería. Se miraron entre ellos y con la cabeza asintieron. Creo que pensaron: "pueden encajar"

"No dijimos "ni pio" en todo ese proceso. Una de las cosas que hemos aprendido en las negociaciones es a no hablar en esos precisos momentos y dejar que el que esté enfrente de nosotros reflexione tranquilamente sin intentar persuadirle con otros argumentos que le distraigan"



[Diario de un emprendedor] Capítulo 6: La carpeta rosa (parte final)

¿Cuánto cuesta ésto? Fue lo siguiente... Saqué minuciosamente la lista de precios de la carpeta rosa. Los había dejado arriba del todo para no tener que andar "rebuscando" mucho tiempo. El dossier no nos lo pidieron,,, 

[Las condiciones de las negociaciones no las puedo desvelar, pero Esencia de Gijón iba a estar en El Corte Inglés. ¡¡Un producto Eva Rogado en ECI!!] 

Recuerdo que cometimos un fallo, un fallo terrible que a la larga casi pagamos muy caro. Nos ofrecieron introducir toda la línea de cremas también. Nuestra respuesta fue NO (Dijimos que quizá era conveniente ver como funcionaba el perfume y luego ya veríamos más adelante con las cremas...) ¡¡Menuda cagada!! Eduardo se jubiló al poco tiempo de este meeting y años más tarde sudamos tinta, sudor y lágrimas para introducir toda la línea (Tardamos 3 años en conseguirlo)

Cuando estaba cerrado el acuerdo recuerdo que se me escapó ¡Joder que calor hace aquí no! 
Los dos se rieron y nos dijeron (en plan de coña) que era una táctica para desgastar a los comerciales y así conseguir mejores precios.

Eduardo nos acompañó hasta el ascensor. Hablamos de Asturias (tierra que le encantaba), que tuviésemos mucho cuidado en este mundillo y  que nos fuésemos a la plaza Mayor a tomar unas cañas y disfrutar Madrid antes de irnos al Aeropuerto... (en avión, pensé...si yo te contara  ;-) ) Nos dio la mano y nos despedimos. No le hemos vuelto a ver pero dejó una huella imborrable y positiva en nosotros.

Ese sol de invierno madrileño nos susurró en la cara al salir del edificio después de haber dejado las acreditaciones. Me sentía ligero, como que me hubiese quitado un peso de encima. 
¡¡¡Recuerdo que "chapamos las 5" y nos dimos un abrazo!!! 

Nos subimos en el coche y empezamos el viaje de vuelta. Nos quedaban 5 horas de coche y todavía corría adrenalina por nuestros cuerpos. Descartamos quedarnos más tiempo por allí porque luego entre el madrugón y los nervios de todo el día el viaje de vuelta nos habría costado mucho más...

Esa noche tenía cena con los amigos/as del "Clinic Joven Emprenda". Habíamos quedado en la Plaza Mayor de Gijón. (He podido rescatar del facebook esta foto con Jessi, Leti, Tati y Vane.) 
También estaban Chema, Nacho, Rafa... 

La historia de "La Carpeta Rosa" les hizo gracia y a partir de ahí decidí introducirla en alguna de las charlas que damos... 

Evidentemente aunque hay que cuidar mucho las formas, para mí siempre será más importante el contenido que el continente (opinión personal)

[Diario de un emprendedor] Capítulo 6: La carpeta rosa (parte final)


Llegó la Navidad y fuimos con mis padres al Corte Inglés. Íbamos los 4. Nuestro expositor estaba justo al salir de las escaleras mecánicas.  Su cara era una mezcla entre alegría e incredulidad. Ver un producto de una marca creada por su hija al lado de marcas como Chanel o Lancome les flipaba. (Hasta les daba un poco de reparo creo yo). Mi madre siempre nos recuerda ese momento como uno de los que más le ha impactado en estos 10 años de ER.

Para mí una de las mayores satisfacciones de un emprendedor es ver como algo que has "creado" pueda generar esa alegría en tu familia...

[Diario de un emprendedor] Capítulo 6: La carpeta rosa (parte final)

Esencia de Gijón en ECI
(Diciembre 2010)




Aquellas Navidades marcaron un antes y un después en la vida de la empresa. Nos habíamos dado cuenta de que hay muchas cosas que son posibles y que la mayoría de nuestros miedos e inseguridades residían en nosotros mismos. En nuestras cabezas.



Tienda On-Line

No hay comentarios :