menú

miércoles, 14 de octubre de 2015

[Diario de un emprendedor] Capítulo 7: ¡Una mierda...! (1ª parte)

 [Diario de un emprendedor]


Capítulo 7: ¡Una mierda...! (1º parte)


Creo fervientemente en el "destino" y en el "karma". En que van a aparecer personas y situaciones en nuestra vida... buenas o "menos buenas", y de las que lo mejor es sacar el lado positivo, pero como no soy ni psicológico, ni coach , ni nada parecido tampoco quiero aburriros con mis reflexiones trascendentales.

Hace una semanas, en este diario, os contaba las "canutas" que las pasábamos para introducir nuestra línea de cosméticos en las perfumerías Kombi de Oviedo (leer post


[Diario de un emprendedor] Capítulo 7: ¡Una mierda...! (1ª parte)



En el año 2006 habíamos valorado presentar nuestros productos a perfumerías de la Uz. Eran competencia de Kombi, pero eran unas tiendas (en la actualidad más de 20) que nos encantaban. Súper cuidadas, con un gran surtido, excelente atención al público y buena situación geográfica. 
Vamos que era un escaparate inmejorable para nuestro crecimiento en Asturias. 

Así que contactamos con los propietarias. Los temas de perfumería los llevaba Carmen de la Uz que nos recibió estupendamente. 
Por aquel entonces el almacén del Grupo de la Uz estaba en la calle Alejandro Casona, Oviedo
Le contamos nuestra historia: que estábamos empezando, que éramos asturianos y aunque nos miró y se detuvo en la marca con cariño, la respuesta fue negativa. Precisamente que estuviésemos implantados en los lineales de los "Kombi" no sumó a nuestro favor. 

Al salir de la reunión nos dijimos a nosotros mismos que volveríamos a visitarles pasado un tiempo prudencial. Que mejoraríamos la línea, y que estábamos en plena fase de aprendizaje del sector por lo que el NO era una respuesta más que lógica. 
Pero que queríamos captar a este cliente (y somos bastante "tercos"). Nos gustaba además que los dueños fuesen personas de edades similares a las nuestras y la forma que tenían de ver la vida.

El primer año pasó volando (2006 a 2007). He rescatado el primer flyer de productos ER que tuvimos.... Recuerdo que buzoneamos unas 10000 unidades en Gijón aquellas navidades.


Catálogo de productos ER en el año 2007


Al tener las cremas en todos los "puntos de venta Kombi", nuestra facturación con dicho cliente había llegado ya casi a ¡¡¡1500 euros al mes!!! (os puede parecer poco, pero para unos emprendedores es un tesoro).
Con eso cubríamos el alquiler, internet, las facturas de los teléfonos y las cuotas de autónomos que por aquel entonces eran de ¡¡¡¡menos de 200 euros!!!! Repito: Un tesoro que había que mantener todos los meses contra viento y marea. 

Llegó Julio y el destino (ese del que os hablé al principio del post) iba a aparecer en forma de llamada de teléfono:

Ring...ring...!!

- Os llamamos de perfumerías Kombi (joer, que habremos "liao", pensé. Los primeros años tenía la extraña manía de pensar que siempre que me llamaba un cliente era porque había hecho algo mal ...)

-Estamos informando a todos los proveedores que la empresa va a ser adquirida por... perfumerías de la Uz y que seguramente se queden con todas las marcas pero tendrán que dar el visto bueno una por una...


Me quedé en silencio. Agradecí la llamada, colgué, y realmente pensé que podría ser nuestro fin. ¡¡Hombre no me fastidies me dije cabreado!! Le habíamos presentado las cremas a Carmen de la Uz hacía exactamente medio año con una negativa y ahora tendríamos que volver a jugarnos el perder al que por entonces era nuestro mejor cliente.
¡¡Maldito verano del 2007. Que mala suerte!! (maldije)

[Muchas veces mis amigos me comentan o no entienden por qué no contratamos comerciales y que vayan abriendo mercado por toda España. La respuesta es que al ser una marca joven y "desconocida" (aún no llevamos ni 10 años en el mercado. Loreal por ejemplo tiene más de 100 años de vida) puede que consigas abrir nuevos puntos de ventas de manera puntual (ojo, es complicado también) pero luego esos distribuidores tienen que sacar tu producto al mercado (algo prácticamente imposible si no tienes presupuesto publicitario).

Siempre les digo que por eso es tan "jodido" el negocio. Tienes que venderlos 2 veces. Una al distribuidor y luego al cliente final. Así que abrir puntos de venta al tun tun no te vale para mucho si luego no los trabajas. Es pan para hoy y hambre para mañana.]

El párrafo anterior es importante para entender que perder estos puntos de venta en aquel momento era "media estocada" para ER Cosmética. Pero el destino nos decía que volveríamos a la calle Alejandro Casona antes de lo esperado.






Tienda On-Line

1 comentario :

marisa garcia sanchez dijo...

Quien la sigue...la consigue!!!Un abrazo y palante....que grandes sois!!!