menú

martes, 20 de octubre de 2015

[Diario de un emprendedor] Capítulo 8: ¡Una mierda...! (parte final)

 [Diario de un emprendedor]

Capítulo 8: ¡Una mierda...! (parte final)


La gente siempre te suele dar este consejo: "no pongas todos los huevos en la misma cesta"... ja   ja  ja, que gracia me hace cuando lo escucho. Como "buenos" emprendedores que somos tenemos muchos "huevos" pero de los otros. A veces en nuestro pequeño business si tienes una "gallina" que te da pa´ freír unos pocos date por satisfecho... Pero la vida es así y el que emprende ya sabe o debería saber que los refranes populares sí, pero con papel de fumar ;-)

[Diario de un emprendedor] Capítulo 8: ¡Una mierda...! (parte final)


Nuestra gallina, huevos y gallo del corral por aquel entonces eran las perfumerías Kombi. (leer post anterior) y teníamos esa reunión crucial con los dueños de perfumerías de la Uz, la cual era muy importante para la "supervivencia" de Eva Rogado Cosmética. Casualidades de la vida esto ocurrió en verano del 2007 y Carmen de la Uz se fue de vacaciones así que no nos podrían recibir hasta Agosto. 
No os podéis imaginar el verano que pasó Eva (creo que somos demasiado aprensivos y nos lo tomamos todo muy a pecho. Antes más que ahora, imagino que la experiencia te hace ir relativizando las cosas). Todos los días con nervios en el estomago, unas ojeras hasta los pies y preocupada por lo que nos depararía aquel meeting. Años después se lo confesaría a Carmen en una reunión y las dos se partirían de risa. 

Su estrés alcanzó tal punto que se hizo una promesa a sí misma. Si salíamos bien parados de aquella reunión prometió ir de peregrinación todos los años desde Gijón a Covadonga caminando. (unos 80 kms aproximadamente). No sabéis lo "cabezota" que puede llegar a ser mi hermana ;)

Llegó el día y preparamos todo con mucho esmero. Nos imaginábamos que tendrían el histórico de nuestras ventas en el último año y eso nos tranquilizaba. Habíamos tenido unos números más que decentes para ser una marca nueva y la progresión era palpable. Así que arrancamos el Seat Ibiza y nos dirigimos hacia Alejandro Casona, en Oviedo

Por aquel entonces nuestras cremas de la línea corporal no venían en caja (nos montamos la película que quedaban mejor sin ella, pero en el fondo fue una cuestión económica el prescindir de ellas), ni tenían códigos de barras y la verdad es que su apariencia era muy mejorable. Dentro de nuestro DAFO era una Debilidad importante que años más adelante iríamos resolviendo. 

[Diario de un emprendedor] Capítulo 8: ¡Una mierda...! (parte final)
Autobronceador Eva Rogado año 2006

(¡¡Pero si lo importante es lo de "dentro", pensaréis...!! Si que lo es. Es lo más importante. Si lo de "dentro" falla quedas expulsado del mercado, pero si lo de "fuera" no es bueno te va a costar entrar a competir en esta liga. Así funciona el maravilloso mundo marketiniano)

Empezamos a mostrar de nuevos todos los productos. Uno por uno. A valorarlos y a ver los precios que tendríamos que poner para que tuviesen una mejor penetración en el mercado. Les hicimos unos retoques a la baja. Carmen ya los/nos miraba de otra manera. Con más interés. No nos habíamos equivocado. Tenían nuestras ventas de los meses anteriores en Kombi y estaba dispuesta a darnos una oportunidad.


[Diario de un emprendedor] Capítulo 8: ¡Una mierda...! (parte final)


Después de mirar las cremas hidratantes, pasó a las corporales. La primera que cogió fue el Autobronceador. Se quedó un poco perpleja y nos miró como esperando una explicación. Eva y yo nos encogimos de hombros en las sillas y pusimos cara como pensando "es lo que hay" a lo que Carmen en tono bajito y casi sin querer se le escapó un...: "¿pero ésto así es un poco mierda no...?" "¿No tiene caja ni nada? buff...

(Creo que es buff significaba: "¡Cacho cabrones, os lo voy a poner a la venta en mis lineales, pero hacedme el favor de mejor esto, por Dios!")

La reunión acabó con final feliz. Nuestras cremas seguirían en Kombi, pero por ahora no entraríamos en las perfumerías que ellos tenían bajo el formato de la Uz. 



El "mini-enfado" con el comentario de Carmen nos duró lo que tardamos en subirnos al coche (unos 5 minutos vamos). Estábamos encantados. Toda la tensión acumulada volvía a tener final feliz (no os creáis que todos los "pasajes" de nuestra historia lo van a tener). 

La verdad es que un emprendedor tiene que aprender a seguir los consejos de los demás. Tomarlos siempre de forma constructiva y positiva. En este caso el consejo nos llegaba de una persona que sabía un 1.000.000 de cosas más que nosotros del sector. Aquel nos vino genial. Mejoramos nuestro producto en los años sucesivos hasta el punto de llegar a ser Producto Estrella en los lineales de la Uz en el 2012. 

Nuestra relación con la familia de la Uz estaba dando nuestro primeros pasos a nivel profesional. Aquel mismo día conocería a Jani y años más tarde a Paula. Lo profesional daría paso a un trato más personal y a día de hoy estamos muy orgullosos de tener una buena amistad con ellos. Sin duda que han sido y son muy importantes en la trayectoria de nuestro pequeño sueño...

[Diario de un emprendedor] Capítulo 8: ¡Una mierda...! (parte final)



Tienda On-Line

2 comentarios :

Laura Prieto dijo...

Lo que se fabrica con ganas y tanto cariño tiene que salí bien! Enhorabuena por tan buena trayectoria!

Eva Rogado dijo...

Gracias por el comentario Lau 😘😘