menú

martes, 29 de diciembre de 2015

[Diario de un emprendedor] Capítulo 17: ¿Por qué lloras? (parte 2ª)

[Diario de un emprendedor] Capítulo 17

 ¿Por qué lloras? (parte 2ª)

No sé la cara que se os queda a vosotros cuando veis a un ser querido llorar. (leer capitulo anterior)... Sentimientos entremezclados de impotencia, gillipollez... y sobre todo de culpabilidad por haber forzado esa situación me invadían en aquel momento.


Lo último que un emprendedor debe hacer es dejar que los sentimientos negativos le hagan tirar la toalla porque en realidad está viviendo el sueño que quiso vivir. De mejor o peor manera. Facturando más o menos. Pero estando donde quiere estar y haciendo lo que quiso hacer. Luchando en hacer grande aquella idea que un día tuvo y que hizo que le palpitase el corazón con pasión y alegría.

El haber llegado a esa sensación de desazón era culpa nuestra y sólo nuestra. Sin excusas. Teníamos que recuperar la chispa y energía que habíamos perdido por el camino y focalizarnos de nuevo en nuestros objetivos. Ya no éramos los mismos que en el 2006 y lo estábamos pagando.

Eva Rogado. Blog. Subiendo El Alto la Cruz. Año 2009

A veces no es bueno crearse grandes expectativas y pensar que se va a cumplir, por ejemplo, la facturación que tienes marcada en el tercer año de tu plan de empresas. ¡Claro que hay que ser optimista eh, que para eso creamos algo! (pero no un "flipao" y si un realista moderado)

Los primeros años de andadura puedes estar mejorando en muchos aspectos de tu negocio sin darte cuenta. Quizás facetas que parezcan intangibles como: tu relación con el cliente, tu experiencia negociadora, tu gestión del almacén, creando una comunidad solida en internet alrededor de tu marca, mejorando tu producto...

Hay cosas que tardan en "convertirse" en dinero pero que acaban dando sus frutos. Ten paciencia porque cada plan de acción que pones en marcha necesitará entre 6 meses y 1 año para que veas los resultados. Sobre todo si es de marketing digital. 

Eva Rogado. Blog. Diciembre 2010


Volviendo a lo que nos concierne, Eva y yo, decidimos bajar a tomar un café a una cafetería que se llamaba "El Anticuario" y que estaba en la calle San Antonio. Necesitábamos calmarnos. Darnos cuenta de que no era todo negro y que la botella, según se viese, podía estar incluso medio llena. 

Nos miramos a la cara y nos dijimos realidades:

¿Qué realidades?
  1. Las que creíamos que se debería mejorar en el negocio
  2. Yo le dije las cosas que creía que debería mejor ella.
  3. Y ella hizo lo mismo conmigo. 


Así de simple. Sin medias tintas y con sinceridad. Soltamos "la mierda" que llevábamos dentro y nos vino genial. ¡Os recomiendo esta terapia de vez en cuando!

Lo APUNTAMOS todo en un papel. Y nos prometimos que cuando acabase la campaña de Navidad nos sentaríamos de nuevo y analizaríamos con más calma todas las mejoras a poner en marcha en el año 2009.  Aquel Enero por ejemplo recuerdo que hicimos nuestro primer DAFO

Eva Rogado. Blog. Clinic Joven Emprenda

Lo que vino después fue maravilloso. Llegó el tiempo del cambio, de reilusionarse... 
El año 2009  fue un año increíble. El año en que cambiamos definitivamente el chip. Sólo ver que el barco se hundía nos hizo reflexionar y reaccionar.

¿Por qué será necesario verle las orejas al lobo para espabilar... ?
En nuestro caso fue así. 

Y hay dos cosas en particular del 2009 que me hicieron abrir los ojos y fueron de gran ayuda para mi y Eva Rogado... 

Continuará 

Tienda On-Line Eva Rogado

No hay comentarios :