menú

viernes, 9 de septiembre de 2016

Yoga para tu piel: los asanas de la belleza

Normalmente solemos practicar deporte por el tema del "culto al cuerpo". Para mantener la línea a raya y controlar el colesterol. También lo enfocamos para "despejar la mente". Olvidarnos de las tensiones de acumuladas, y evadirnos de los problemas del día a día, es otro de nuestro objetivos.

Pues la práctica del yoga, además de ser fenomenal para las dos opciones anteriores, aparece una tercera: mantener una piel sana y radiante.  Creamos las condiciones adecuadas para que la sangre se oxigene bien, y llegue a todos los rincones de nuestro cuerpo para nutrir todas las células.

En el post de hoy vamos a ver una serie de asanas (es el nombre con el que se conoce a las posturas que se practican en yoga), para que nuestra piel recobre un tono más saludable y se atenúen las líneas de expresión.


Yoga para tu piel: los asanas de la belleza


El yoga es una técnica milenaria para conservar la juventud, alargar la vida y mejorar la salud, que viene desarrollándose desde hace más de 3.000 años, y corroborándose cada día al ritmo de los avances de la ciencia moderna.

Por medio de las posturas y la relajación, los músculo faciales se tonifican y se relajan, con lo cual los rasgos aparecen más serenos. Se mejora el riego de los capilares de la cara y el cuero cabelludo. Este hecho de mejorar la circulación tiene una enorme importancia para mejorar la piel y el tejido subcutáneo.

Muchas posturas de yoga actúan de forma indirecta a través de las relaciones entre las cadenas musculares y faciales. Además fortalecemos toda la musculatura, eliminamos tensiones y favorecemos el buen funcionamiento de todos los órganos y las vísceras.

En el post de hoy vamos a ver una serie de asanas para mantener a raya la salud y la belleza.

Antes de ponernos a practicar yoga, que os recuerdo que no exige ninguna condición especial, y todos podemos beneficiarnos de sus efecto, nos aplicamos Relax Skin.




Es un sérum relajante, que gracias a las propiedades arometerápicas de la Esencia de Manzana, ayuda a liberar toxinas y recuperar el ritmo cardíaco. Compensa las energías del cuerpo y del cerebro, ayudando a concentrarse mejor y reducir el estrés. 

Ahora si que ya nos ponemos a hacer yoga.


POSTURA DE LA PINZA

Nos sentamos con la piernas juntas estiradas, y los brazos a lo largo del cuerpo. Mantenemos la cara mirando al frente.
Llevamos las manos sobre los muslos y vamos deslizando a lo largo de la pierna, tratando de llegar hasta los tobillos o las plantas de los pies.
El cuello, lo mantenemos en línea con el resto de la columna, y la cara queda relajada mirando hacia las rodillas.

Postura de la pinza


Postura de la pinza


Beneficios
  • Al estirar y relajar los músculos de las piernas, relajamos indirectamente, los músculos implicados en la tensión de la mandíbula. Combatiendo la tensión de esa parte del rostro, estamos haciendo tratamiento en toda la zona del óvalo facial.
  • Estéticamente, esta postura trabaja afinando las piernas, y reduciendo los depósitos adiposos en la cintura abdominal.

POSTURA DE EXTENSIÓN SOBRE LA PIERNA

Nos sentamos con la piernas juntas y estiradas, Flexionamos una de las piernas y colocamos la planta de ese pie contra el muslo (sin ponerlo debajo).
Estiramos la columna desde la base, y flexionamos el tronco hacia adelante, aproximándolo a la pierna estirada.
Nos mantenemos así durante un minuto aproximadamente y hacemos el cambio de pierna.


Postura de extensión sobre la pierna


Beneficios
  • Esta postura produce una relajación de todos los músculos de la cara. De esta manera, se produce un "efecto botox", y se atenúan las
  • Masajeamos profundamente los órganos internos del abdomen, favoreciendo las funciones gastrointestinales como la gastritis y el estreñimiento.

POSTURA DE LA VELA

Nos tumbamos boca arriba con los brazos a lo largo del cuerpo.
Presionamos con las manos y los brazos en el suelo, vamos elevando las piernas y el tronco, desplazando todo el peso del cuerpo hacia los hombros, llevando las manos hacia los costados y manteniendo el cuerpo tan vertical como nos sea posible.
Dirigimos la barbilla hacia el pecho.


Postura de la vela


Beneficios
  • Mediante esta postura irrigamos abundantemente la cara y mejoramos el tono de la piel. Retardamos la aparición de arrugas y atenuamos las líneas de expresión. También irrigamos el cuero cabelludo, alimentado las raíces de los cabellos. Practicando a diario la postura de la vela, conseguimos una piel más oxigenada, un tono más saludable y un cabello brillante, fuerte y sano.
  • Combatimos y prevenimos toda clase de problemas circulatorios en las piernas: varices, celulitis, pesadez de piernas, etc.

En yoga, como en todo en esta vida, no hay recetas milgrosas. Es la práctica habitual lo que logra acceder al interior, eliminar tensiones física y psíquicas, tonificar toda la musculatura y mejorar la circulación de todo el cuerpo.

La belleza es un concepto global que no puede reducirse a una mera cuestión de formas o modas. Reside en una armonía interna y en la salud; la belleza es el reflejo en el exterior.




2 comentarios :

Maria Echevarria dijo...

Encuentro este post muy interesante y espero sigas completandolo en un futuro proximo con mas posturas . todos deberiamos reservar aunque sean 10 minutos al dia para cosas como estas que cuerpo solo hay uno y debemos cuidarlo.

Eva Rogado dijo...

Exacto! Vamos a mil por hora y luego pagamos las consecuencias 😁 El yoga de lo mejor que conozco para equilibrar cuerpo-mente 😉